martes, octubre 07, 2008

Yegua Ec-erótica: La Cuarentena.


Esta nueva colunista siempre ha sido entera Yegua y entera seca pal copicopi. Ha compartido carretes con The Yeguas en años anteriores y sigue en negocios ocultos con el Proxeneta oficial de The Yeguas.




Bienvenida sita Marlene, desde ahora Yegua Ec-erótica:




La Cuarentena.




Como estoy en cuarentena la “sesera” me da para pensar cada cosa, por ejemplo me recordé de cuando fui mamá la primera vez y todas las tonteras que dicen… que te vas a rajar hasta no sé donde, que le anestesia que te ponen es con una aguja gigantesca que si queda mal puesta podí quedar paraplejica para siempre, que si tení parto normal la cuestión te queda vencida y después no sentí ni cosquillas, que tení que depilarte tu cosita entera, quedar como choro de muñeca, que si tu marido o pareja o la guea que tengaí , mira justo cuando va a salir la guagua, cagaste!!! Porque nunca más querrá “poseerte” porque la impresión de ver tu cosita abriéndose lo deja lelo.
Y yo, inocente y blanca paloma, escuchaba todas esas gueas, y cuando no las escuchaba las buscaba por internet.



Entonces me acordé de cuando fui a tener a mi Martincito, el año pasado… (lo específico, porque este año tuve otra guagua… pero eso es otra historia) Llegue a la clínica y le rogue al médico que cuidara que no me rajara, al anestesista le supliqué que estuviera tranquilo y relajado y que se fijara donde iba a poner semejante aguja, que quería seguir caminando… volví a conversar con el médico que si después que naciera el bebé me podía poner unos puntitos más, cosa de dejarme casi como quinceañera virgen.



Llegó el momento de que naciera mi bebé y el medico me examina y zaz!!! Me vió depilada a lo brasileña, cuando aún no estaba la moda, menos para una embarazada… igual el viejo gueón aguantó la risa, yo ví en sus ojos… él quería burlarse, pero mi cara de susto se lo impidió. Obviamente al mostro de marido que tengo, le prohibí ir a mirar lo que estaba pasando ahí abajo… porque lo último que una quiere es que no la quieran poseerte más.



Pero la guea terrible es lo que viene después… la cuarentena, esa guea si que es tragedia… no tanto para una, que anda con la maternidad a flor de piel, si no que la pierna pelua, anda como templaó… como que prende con agua… como que si lo pasai a tocar en la noche… cagaste!!! Te hacen otra guagua altiro no más. Y una por mucho que ame a su conyuge no esta ni ahí con las ganas de él. Son bien raros esos días post parto, pero la verdad es una no se da cuenta cuando termina ese período y otra vez ahí esta saltando arriba del marido y pensando en tener otra guagua…. Y dale con la cochiná….

18 comentarios:

Anónimo dijo...

A esta yegua la conozco de muchos años y aunque todavía no paso por ninguna de las etapas que ella narra, tengo muchas amigas y es un poco el sentir de muchas; así que felicidades por tu narración muy explicita...jajaja y ánimo por la nueva etapa que estás pasando.
Cariños,
Fanny

desde bergen dijo...

jajaja yo parece que tengo cuatrocentena, XD

Mi marido si vio todo, yo pari mas peluda que el yeti (hasta las piernas las tenia con los medios pelos), me pusieron una manguera con anestesia conectada a la columna y me pusieron unos puntitos extras que me dejaron como nueva, asi que todas esas cosas, son mitos urbanos. Excelente entrada, me rei mucho y me senti identificada contigo yegua.

Saludos

claudia_azocar_3@yahoo.com dijo...

Yo tengo esos recuerdos de recién parida de querer arrancar de la clínica, uno no ve la aguja ni siente mucho con las contracciones, uno se pierde en que va el médico lo único que quiere que saquen luego a la guagua y al menos yo pensaba que se podía morir o algo por el estilo, de depilarme lo que uno hace habitualmente, en todo caso entre la zurcida que te pega el doc que aunque uno no necesite puntos ellos igual rompen y van cociendo de adentro hacia fuera y es inevitable, mis 3 guaguas, fueron partos normales, me paraba me duchaba y rogaba por mandarme a cambiar, llena de leche, la guagua enchufa todo el día a la pechuga, yo muerta de sed y yo con las pechugas hechas mierdas, uf que malos recuerdos dolorrrrsss, bueno la cuarentena, nada!!!, con cueva una semana y no conozco nadie de mis amistades que se aguanten cuarenta días, o somos todas calientes o irrespetuosas, pero de varias mujeres con las que tocamos el tema nadie, aguantado cuarenta días, me quedo la duda….

Jackeline dijo...

Jajajaja excelente yegua. Pero a mí me pasó al revés, era mi pierno el que se andaba arrancando de mí después del parto...toda la vida me han dicho que soy "choma" pa' mis hueás... el instinto maternal le afloró a él en vez de a mí :(

Anónimo dijo...

esta cabra si que es explícita, jajjajajajja... yo me salvé de todas esas por que me hicieron cesarea... ahora que lo pienso no se que sea peor, que te vean tus "zonas en estado lamentable" o que te vean las tripas.... bueno da para pensar....
Felicitaciones!
PD: Tu peor es na´pobrecito, debe andar como preso, haciendo rayitas en la pared.

Claudia Canifru dijo...

Y yo que estoy en campaña y cuentan puras gueas del parto y la cuarentena... ¡no voy a leer ninguna guea más!

Bienvenida sita Marlene.

Lila dijo...

Yo voy para la cuarentena pero sin haber sido mamá todavía :(

Entre tanto monstruo y pastel mejor me haré célibe por un tiempo

Pitufina dijo...

Sita Marlene welcome.!!

cierra las piernas un ratito, pa no ir al tercero altiro.!

nos belmont.

Yegua Viciosa.

Anónimo dijo...

¿Es necesario que como tu amigo deba enterarme de todas estas cosas?.....agradece que soy gay y no te miraré con ascoen el futuro.......jajajajajajajj!

Que bueno que escribas otra vez.

Saludos y nos vemos
(Hay MUCHAAAAAAAS novedades)
Jorge

Pablillous dijo...

que bien escribe la nueva Yegua!
como es la depilada brasilena??

me quede imaginandome al mostro de tu marido persigueindote por la casa para hacerte la marda...

Sombreroverde dijo...

por eso andaba tan inquieto el oscuro po!
disculpa mi ignorancia, brasilera es a lo wawita? pregunto no ma`...

Sombreroverde dijo...

claudia!
SE VIENE LA


WAAAAAAWAAAAAAAA...

estate no mas, estate

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

Pero la cuarentena como tal... es mito!!!!!


Un abrazo

astrolloron dijo...

Waaaaa!
Felicidades pa la nueva yegua! Bienvenida a éste hipodromo.
Esta si que es eroticona.
Lo bueno de la depilá brasilera, es que el "oscurito" ya no tiene pelos en la lengua!.
La cuarentena vale hongo.
Dicen tambien que las embarazadas se ponen como tontas pal...
Saludos!

Sabina Atalaski dijo...

Me agarré la guata riéndome y me ví... me ví!!!! jajajaja...

¿cuarentena? ¿qué es esa weá?? jajajaja...

Artefacto dijo...

Què loco el post. Recuerdo mi cuarentena y me da tanta nostalgia, mi cuarentena fue horrible, mi negro quedò traumado despuès de ver mi cesàrea. Tanto asì que pensè que nunca màs....

Y en realidad debe ser re`penca pa`ellos incursionar con el terrible olor a leche y la mina cansà y falta de sueño. Si no estay dando papa estay sacando chanchitos o mudando y si la guagua duerme tenìs que aprovechar o cagaste no màs no hay tuto pa tì. En esos instantes para mi entrar a la ducha era casi una fiesta, lavarme el pelo un spa.

Debe ser por eso que mi hija es ùnica.

Alejandro [FV] dijo...

1. la cuarentena es un mito
2. cual es la depilada brasileña?

Anónimo dijo...

¿Cuarentena? Já. Una semanita nomá y echémosle padelante...

La pelada brasileña la hacen en los mismos partos, o la hacían al menos. Tengo 7 hijos y vi tres muñecas.

Slds.

Victor Karadajian