martes, junio 15, 2010

Invitado al Especial Mundialero: Potranco Míster Ripne.



Cuando a uno lo invitan a escribir sobre el mundial se supone que llega a terrenos que conoce, que cacha al dedillo. Mal que mal lleva 15 años dedicado al tema del domingo en el estadio. "Chancho en el barro" dirán algunos...


No pues. Es todo un dilema. ¿Cómo diantres analizarlo en un sitio de minas chuchetas, vivas y con intereses tan específicos sin caer en los tecnicismos lateros? Difícil venir sin obviar mi absoluta certeza que las mujeres, en general, no tienen ningún otro nexo con el fútbol que no sea encantar o mimetizarse socialmente con el macho del entorno. Así, cuesta comentar en estos lares, hallarle la hebra. Pero congéneres vuestras se encargaron de enrielarme.


Conversaba con dos de ellas ayer y sus expectativas mundialeras estaban claritas. Una, ya pensaba un desayuno con cover para el amigo de su hermano que iba al asado programado para esperar el partido de Chile. La otra parecía más preocupada del horario en que pasaban a Portugal por Internet. Por nada se perdía el poto de Cristiano Ronaldo en vivo…¿Ven? Si en honor a la verdad, ustedes no sienten esta cuestión del mes futbolero. Con suerte ven cinco partidos en todo el torneo, les dicen Argentina con Ghana y piensan en la Rocío Marengo, todavía no se aprenden el off side, siguen vitrineando en los descuentos y gritan hasta los goles anulados. No es grave. La mitad más uno de la población masculina tampoco cacha ninguna cosa. Aunque por genes se supone que sí, se engrupe con manejarse al revés y al derecho. Yo sostengo que los que hacen asado, por ejemplo, no son peloteros de linaje.

Es normal lo anterior. Cada sexo con su tema. No se ofendan por la mirada casi sectaria. Si finalmente, hay que creer en la igualdad de oportunidades pero no en la de sexos. Ahhh! Y aprovechando, anoten esto. Es remal dato ese que les dan a las hembras sobre desconfiar de un hombre con gato, o de uno soltero a los 35, de uno que se eche crema, prenda incienso o vaya al solarium. No, chiquillas. El freak es el que no se motiva cuando ve una pelota rodando. Es como si tuviera un closet con zapatos de hartos colores. Raro. Muy raro… La Copa del Mundo, mis queridas yegüinas, es la última chupá del mate por excelencia. Nada la supera, para ser exacto en la contextualización. Ni los partidos del Barcelona, ni el Festival de Viña, ni la zaga completa de “Doctor House” en el estante ni nada que asome como panorama macro ideal dominguero-parrillero-post cachero. Y hay otro detalle. Cuando está Chile participando, todos se ven metidos en el barullo, nadie se escapa al brillo. “El que no alienta no es patriota y el que no es patriota es un gil” diría un tango. Si sumamos la fiebre del comercio, que al equipo le ha ido bien en los aprontes, que con el exitismo se dispara el consumo y que las reinas de comprar cachivaches son las mujeres, la raya para la suma es decidora: ustedes son más protagonistas que nunca.


Yo prometo venir a actualizarlas con lo que vaya pasando en el mundial de la vuvuzela. (Apuesto que ni ustedes soportan esas cornetas…) Y pretendo cumplir con el compromiso de contarles alguna conclusión, uno que otro presagio y sobretodo, consejos para no cagarla en un mes donde por exclusividad, son las mujeres las que tienen prohibido condorearse.Sólo unos tips para no importunar a sus hombres. No les hablen de cuentas, de ofertas, de la vieja de la oficina, de los cabros chicos, de lo aburrida que es la pega, de lo caro del supermercado, de lo guarra que es Kenita o de farándula varieté. Las van a mirar feo. Y para la que se esté preguntando cómo hace un macho recio ultra futbolero para no tener una vuvuzela con pechugas molestando todo el día en el mes más importante cada cuatro años… bueno. Llámenlo planificación. El que sabe, sabe…


6 comentarios:

Sabina Atalaski dijo...

Ptas que me reí con don Ripne!!!! Gran calumnista!!!

Y el dato: es verdad. Lo puedo jurar... y no diré nada más para proteger a los inocentes, jejeje

El mundial me tiene las gónadas hinchás y eso que ni empezó a jugar Chilito!!!

Y métanse las vuvuzelas por la...!!!!

Yegua Viciosa dijo...

Las vuvuzuelas son las unicas cornetas que no nos gustan.!!

The Yeguas.

chica canifru dijo...

Aunque cuando hay falta de cornetas, las vuvuzuelas son una excelente opción.
Pobre del hombre que ose en mirarme feo.
Bien escrito súbdito, se ganó una corría de mano por todo su exquisito cuerpo.

La Reina es consciente.

Blood dijo...

Vaya Mr. Ripne, de profesor asociado de fútbol lo hemos de ver ahora. Enhorabuena master, siempre hacen falta machos para estas yeguas salvajes.

Saludos sangrientos

Blood

Selma dijo...

Aunque reconozco que me rei con la columna del potranco invitado debo declarar que no encajo en el perfil de mina presentado: soy tan pelotera que me compré una tele chica pa no perderme ni un solo partido, entiendo perfectamente el offside y hasta discuto formaciones.
Lo mejor es que a mi hombre le encanta eso y me ha traido mas de un jugoso y carnal dividendo ;-)

bellota_b dijo...

Que acierto invitar a Ripne para hablar de pelotas y cornetas :D

Para mi,este mes es algo entrete...salgo y con suerte digo para donde voy...nadie pesca!